Nuestro fin no es otro que compartir mediante la música un mensaje que la sociedad y las religiones han distorsionado: Dios ama a este mundo. Creemos que este "simple" mensaje puede transformar la vida del hombre de forma trascendental.

Por eso, el fin de nuestra música y todo lo que pensamos se puede resumir en la frase que dijo Johann Sebastian Bach hace ya un tiempo;

"El único propósito de la música debería ser la Gloria de Dios y la recreación del espíritu humano"

Así de simple y claro. No buscamos otra cosa que compartir en las calles lo que sentimos cada vez que tocamos para Dios. Es algo único, impresionante y creemos que este estilo de música debe sonar fuera de las iglesias trayendo paz y plenitud al hombre.

Nos gustaría que dejando de lado las religiones y tópicos acerca de Dios, puedas ser libre para pensar, experimentar y permitir que Dios cambie de rumbo tu vida, como hace ya algún tiempo cambió las nuestras.

entrar
Desarrollado por Latido Creativo
myspace facebook twitter reverbnation myspace youtube Blogspot